TANTO EN VALPARAÍSO COMO EN CONCEPCIÓN: AUTORIDADES Y ESPECIALISTAS APUESTAN POR VALORIZAR ESPACIOS PÚBLICOS

Mediante ejemplos concretos de arquitectura patrimonial, los seremis de Bienes Nacionales del Biobío y de Valparaíso dieron a conocer proyectos de remodelación y restauración de inmuebles fiscales y las soluciones para su conservación.

Las ciudades y su entorno albergan una infinidad de rincones y espacios que representan un desafío para su gestión, generando incluso divisiones, en el contexto del creciente interés ciudadano por la conservación y puesta en valor del patrimonio.

Algo que conocen de cerca las autoridades de la cartera mencionada y los arquitectos competentes en el área, quienes participaron el 23 de noviembre del quinto conversatorio en torno a la Trienal “Ciudades Humanas 2020”. En la charla, se dieron ejemplos de cómo el desarrollo y la solución de proyectos involucran la visión de diferentes sectores.

El seremi de Bienes Nacionales en el Biobío, Sebastián Abudoj, se refirió al proyecto de remodelación de la Galería Alessandri donde la empresa Food Court S.A que inició su concesión en 2011, contemplaba construir un edificio de ocho pisos sobre la infraestructura. Sin embargo, tiempo después presentaron una nueva propuesta para un edificio de 23 pisos frente a la Plaza Independencia.

La iniciativa generó cuestionamientos de agrupaciones locales y especialistas debido a su altura, afectación al valor patrimonial de la galería y el impacto que tendría la construcción en este espacio público que identifica a los habitantes de Concepción.

Ante ello, Abudoj explicó que “no se permitirían los 23 pisos, sino que solo un proyecto que cumpliera con las normas urbanas vigentes y respetara las condiciones de la concesión”. La autoridad agregó que ese mismo día vencieron los plazos para presentar los permisos de edificación del proyecto.

A diferencia de lo ocurrido en Concepción, más al norte en la ciudad puerto de Valparaíso, la seremi de Bienes Nacionales de la zona, Rosario Pérez Izquierdo, exhibió el estado de abandono del Café Vienés. Un espacio ubicado en el corazón de la ciudad que presenta graves daños -según la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas- por el efecto del tiempo, el descuido y ocupaciones ilegales.

Para su recuperación la seremi expuso un mecanismo de inversión y licitaciones, que implica una subdivisión administrativa que ya está en proceso y un uso mixto como medida más factible. En concreto ya se entregó una concesión a la Municipalidad de Valparaíso para utilizarlo como centro cultural, sin embargo, en la ciudadanía no todos están de acuerdo con los usos otorgados.

Ejemplos de arquitectura que sin duda han sido motivo de divisiones, pero que bajo la mirada de las autoridades solo son posible gracias a un modelo multisectorial y de alianzas público-privadas para la conservación de los inmuebles.

Al respecto Claudio Arce, presidente del Colegio de Arquitectos de Concepción valoró el potencial y las oportunidades que hay detrás “los dos proyectos se merecen un buen trabajo y una preocupación por el espacio público”.

En tanto Carolina Peñaloza, presidenta de la institución en Valparaíso junto a la seremi Rosario Pérez Izquierdo, se comprometieron a hacer un trabajo colaborativo donde el Café Vienés sea un aporte a su ciudad.